Biotecnología en sillajes forrajeros

La biotecnología, es actualmente y ya desde hace unos años, lo que fue en su momento la revolución industrial y más acá en el tiempo la revolución  informática, exactamente eso, una revolución.

En este caso abordaremos brevemente,  la especialización de la biotecnología aplicada a la conservación y enriquecimiento de forrajes, y a otros no considerados forrajes, como son, la caña de azúcar, la mandioca, residuos industriales como los bagazos, de caña de azúcar y citrus, como así también a los granos forrajeros.

Anteriormente a la aparición de productos biotecnológicos específicos, la conservación de forrajes verdes, se realizaba, como aún se hace, a través de un proceso de fermentación láctica espontanea (anaeróbica), donde el principal objetivo en la confección, es retirar todo el oxígeno que sea posible del espacio entre partículas, con el fin de disminuir al máximo la posibilidad de procesos fermentativos aeróbicos, procesos estos que llevan a la putrefacción del material.

La necesidad de compactar el sustrato a ensilar, para lograr un medio anaeróbico, como único medio para evitar pérdidas de material por oxidación, putrefacción y hasta por combustión, y lograr, a partir del consumo del oxígeno existente dentro del mismo sustrato, (por parte de microorganismos aeróbicos), para que luego inicien su actividad los cultivos de microorganismos que lo hacen ante la falta de oxígeno (anaeróbicos), encargándose estos de lograr una caída del pH a niveles de 3 o 4, nivel de pH, desfavorable para la propagación de microorganismos causante de la descomposición del material ensilado.

La  fermentación anaeróbica, tiene dos aspectos interesantes de ser comentados, el primero y fundamental, es que este proceso no es gratis en cuanto a gasto energético, y la única fuente de energía disponible que encuentran los microorganismos, es el sustrato ensilado, es así, que el material ensilado es siempre de menor calidad nutricional, que la calidad del cultivo original que se pico para confeccionar esta reserva. El otro aspecto, es que los procesos fermentativos de este sistema de ensilado, son producidos por los microorganismos salvajes existentes en el cultivo en el momento de ser ensilado, es así, que normalmente son más las colonias de microorganismos perjudiciales, que los benéficos, lo que influye en la calidad del material conservado obtenido. Vale aclarar, que de la calidad del compactado del material a ensilar, dependerá el éxito de la conservación.

Con la ocurrencia de la tecnología aplicada a la vida y sus procesos, es que aparecieron en el mercado productos que favorecen  una buena fermentación con una economía en el consumo de energía del material ensilado, y una aceleración de los procesos llamados de maduración del silo, o sea estar listos para ser utilizados.

Actualmente la biotecnología sigue adelante con sus progresos, lo último en este aspecto, es el uso de cultivos complejos de fermentos específicos, con los cuales no solamente se logra un material perfectamente conservado sin la necesidad de compactar, si no que se logra además enriquecer todo tipo de material vegetal, por  ejemplo: maíz planta entera, maíz grano, sorgo planta entera y  grano, girasol planta entera, mandioca planta entera y afrecho, caña de azúcar planta entera y bagazo, bagazo de citrus y citrus fruta caída, cultivos de maíz o sorgos maduros (pasados en su momento óptimo) y rastrojos, entre otras posibilidades.

Con este sistema de ensilado, no solo se aportan los cultivos de microorganismos necesarios para que se produzcan los procesos fermentativos correctos, también intervienen microorganismos encargados de la asepsia del material a ensilar, es decir aquellos cultivos que van a eliminar a las colonias de microorganismos salvajes, sean estos bacterias, hongos o levaduras.

Además, se aportan cultivos de bacterias y levaduras, y el medio para que estas se propaguen en el sustrato, replicando el proceso digestivo que ocurre en el rumen del vacuno, en otras palabras, se logra la pre-digestión del material ensilado, provocando una transformación del material ensilado, el grado de transformación va a depender de la cantidad de energía que este posea al momento de la confección, a mayor contenido de energía, mayor el grado de enriquecimiento.

Este proceso de pre-rumen, permite un aumento de la digestibilidad de la fracción fibrosa (celulosa, hemicelulosa y lignina), provocando un aumento considerable de la materia seca digestible por hectárea, también y como otro resultado de este proceso,  tenemos un ahorro energético importante, ya que se aportan productos terminados de la digestión como son ácidos grasos volátiles (A.G.V.), ácidos aminados, proteína bacteriana, minerales quelados, vitaminas, cofactores y enzimas digestivas, por lo cual el único proceso le que queda al animal es la absorción de dichos nutrientes ya elaborados en el silaje, además de aportar pre-biótico y pro-bióticos, generadores de procesos beneficiosos a nivel fisiológico y de estado general del animal.

    

 

 

 

Historia y experiencia en Misiones

A partir de experiencias productivas en la provincia de misiones (San Vicente) que comenzaron alrededor del año 2ooo, donde se utilizaron los “Microorganismos de la Selva paranaense”(MSP) ( Caldo de microorganismos benéficos obtenidos a partir de la cosecha dentro de la selva natural de Misiones) y el Hongo benéfico “TRICHODERMA harzianum” en diferentes experiencias culturales, como la elaboración de Humus a partir de deshechos orgánicos, prevención de enfermedades radiculares en tabaco y solanaceas, experiencias en la producción de cerdos en concordancia con el sistema de cama profunda y otras ; decidimos incursionar en la utilización de los mencionados componentes en la elaboración estratégica de silajes húmedos para el ganado (carne y leche). A partir de experiencias prácticas realizadas desde el año 2010 con productores locales en  diferentes Gramineas (Maiz, sorgo,pasto elefante, brachiaria y caña de azúcar) fuimos poniendo a punto la técnica de aplicación , las dosis recomendadas de  los componentes individuales  y la utilización de la Melaza ( obtenida de la caña de azúcar) como arrancador, logramos ponerlo a punto . A partir de allí fuimos creciendo en experiencias y resultados y hoy ya hay mas de 3 millones de kilos de silos tratados  con nuestro innovador producto(2016) .

VENTAJAS

Las experiencias y resultados  obtenidos a partir de la utilización de nuestros productos podemos  describir las siguientes ventajas :

  1. No es necescaria una compactación importante del material inoculado a ensilar (salvo caña de azúcar) con el consiguiente ahorro de energía (importante para productores pequeños)
  2. Mejora importante en la digestibilidad de material a partir de una degradación del componente fibra del material a ensilar( LIGNINA, HEMICELULOSA y CELULOSA; de hasta 24 %)(se acompaña informe de laboratorio)
  3. Posibilidad de usar este inoculante en cualquier material que deseemos ensilar
  4. La utilización de material podrá ser usado a partir de los 20 días de elaborado.
  5. Con el suministro del silo en la ración de los vacunos disminuyen los problemas sanitarios causados x los fenómenos de stress animal (diarreas y problemas respiratorios) con la consiguiente reducción de gastos en sanidad animal.

 

DOSIS

Luego de importantes experiencias a campo hemos encontrado que la dosis de 200 cc de la mezcla  de caldos cada 1000 kg (1 TT) de material a ensilar.

Es importante conocer que puede usarse 200 cc de melaza x cada 1000 kg de material a ensilar para favorecer el arranque de los Microorganismos intervinientes en el caldo(esto no es excluyente).